915612742 [email protected]

Posted in Sin categoría, on 30 abril 2013, by , 0 Comments

Este antiguo restaurante fue fundado en 1922 por la familia Bustigorri en los bajos del desaparecido frontón Fiesta Alegre, que estaba situado en la calle Alfonso XI, justo detrás del Palacio de Correos, actual sede del Ayuntamiento de Madrid. Como curiosidad, fue hasta su derribo en el año 1965, la sede social del Real Madrid y lugar donde se celebraban los partidos de baloncesto.

En el año 1965 se trasladaron a su ubicación actual, un chalet de la colonia del Viso, en la calle Balbina Valverde esquina a Joaquín Costa (antiguamente Las Rondas), también muy cerquita del estadio Santiago Bernabéu. El restaurante está situado en un edificio de dos plantas con numerosos comedores y una espléndida terraza, que está perfectamente climatizada y se utiliza en cualquier época del año.

Sus comedores están decorados, algunos de forma clásica con maderas nobles en sus paredes, cuadros y motivos que recuerdan la procedencia de la familia fundadora; otros con pinturas modernistas realizadas por su actual propietario, Miguel, siendo el denominador común el buen gusto y un clima cálido y familiar.

Como dato anecdótico, todos los años el 19 de enero después de la cena se conmemora la tamborrada de San Sebastián (que se puede ver arriba, en la imagen central, la cual parece una manifestación), donde participan los cocineros y empleados de la casa, desfilando al son de la marcha de Sarriegui.

La clientela es muy fiel y no es difícil encontrarse a personas conocidas del mundo de las artes, las letras o la farándula. Cuando vivía don Guillermo Marín, comía allí todos los días acompañado de su perro, que también probaba el menú.

Actualmente lo dirige Miguel Bustigorri, pero la que manda de verdad es su mujer, Antoni.

La cocina es tradicional vasca y casera. Se dice que Rufino Bustigorri el fundador, fue el introductor de las angulas en Madrid, allá por los años treinta, y las cobraba a 3 pesetas la ración.

La carta es extensa y se renueva constantemente con productos de temporada. Para empezar: las croquetas de bacalao, el foie, las cazuelitas de revueltos, los perrechicos, los espárragos, las anchoas y el jamón y la caña de lomo.

De pescado: el changurro al horno, las almejas a la marinera, los rapitos a la brasa, el bacalao a la vizcaína, los chipirones y su plato estrella que son los taquitos de merluza frita, que es uno de los mejores que se pueden tomar en Madrid.

De carnes: el solomillo acompañado de patatas a lo pobre y pimientos, la chuleta, la carrillada de ternera, la lengua de ternera estofada y el osobuco con arroz, boletus y queso Idiazabal.

De postres: los buñuelos, las milhojas de crema, la cuajada y un poco de queso para terminar el vino.

La bodega es buena, con predominio de los vinos de Rioja a unos precios moderados.

Guía Miguelín


commodo fringilla dapibus ut adipiscing suscipit risus in